Redefiniendo el modelo del aula invertida

El modelo flipped classroom, o aula invertida en español, ha sido adoptado por una numerosa cantidad de docentes y capacitadores de todo el mundo en los últimos años. Las ventajas y potencialidades que ofrecen las tecnologías educativas favorecen la implementación de este modelo. Compartimos aquí algunos fundamentos del aula invertida y describimos la experiencia de implementación de un novedoso taller inmersivo de modalidad online dirigido a todos los que busquen especializarse en flipped classroom.

El aula invertida es un modelo centrado en el estudiante y su aprendizaje. La posibilidad de acceder al material de estudio antes de comenzar la clase en el aula tradicional permite a los docentes personalizar la enseñanza de cada alumno. Es decir, el alumno puede elegir qué contenido ver con anterioridad en el hogar y en la clase realizar actividades prácticas y de consulta al profesor. “La idea es redirigir la atención, quitársela al profesor y ponerla en el alumno y su aprendizaje” (Bergmann y Sams, 2012, p. 15).

Los profesores que aplican el modelo de aula invertida se apoyan en el uso de tecnología para el desarrollo y distribución de contenidos que los alumnos explorarán antes de comenzar la clase (Tecnológico de Monterrey, 2014; Tourón, Santiago, y Diez, 2014). Al preparar el material para el aula invertida, el profesor pone en evidencia competencias tecnológicas como ser grabación de vídeo lecciones y selección y curación de materiales de Internet.

Existe una diferencia entre aula invertida y aprendizaje invertido. En el aula invertida el profesor asigna contenidos para revisar fuera de la clase y en el tiempo en el aula puede o no llevar a cabo dinámicas de aprendizaje invertido. El aprendizaje invertido hace referencia a un “enfoque pedagógico que transforma la dinámica de la instrucción. Se desarrolla en un ambiente interactivo donde el profesor guía a los estudiantes mientras aplican los conceptos” (Tecnológico de Monterrey, 2014, p. 6).

Invertir el aula implica tomar una postura diferente frente al proceso de enseñanza-aprendizaje. En primer lugar, el profesor debe estar capacitado para seleccionar el contenido que va a distribuir y luego deberá desplegar sus competencias digitales al máximo para diseñar material acorde al contenido seleccionado. Además, el docente debe estar preparado para desplazarse del centro en el proceso de enseñanza y permitir a sus alumnos tomar las riendas de sus aprendizajes y ayudarlos a ser cada vez más autónomos.

Flipped Classroom

El Taller inmersivo de Flipped Classroom, creado por especialistas de Net-Learning en el año 2017, replica el modelo de aula invertida y utiliza estrategias del enfoque pedagógico del aprendizaje invertido. Se trabaja con  dos elementos principales: una plataforma virtual donde se aloja el aula del taller para la distribución de contenidos, y un sistema de conferencias web para los encuentros sincrónicos.  Los cursantes ingresan al aula virtual para explorar los contenidos y materiales, y luego trabajan sincrónicamente en los encuentros virtuales bajo la guía de un tutor-tallerista.

Durante las cuatro semanas del taller, los cursantes ingresan al aula virtual, leen el material, ven videos relacionados con el tema del aula invertida, completan guías de lectura y reservan sus notas para los encuentros sincrónicos, trabajan en foros de debate y preparan sus consultas para los dos encuentros virtuales sincrónicos. Los dos encuentros virtuales son denominados encuentros web y se llevan a cabo a través de Skype Empresarial con el acompañamiento del tutor-tallerista, recreando el espacio presencial de un aula invertida. Ambos encuentros sincrónicos son grabados y luego compartidos en el aula para referencia de los cursantes. Gracias a la tecnología se genera un espacio de encuentro sincrónico simulando el aula presencial, y se facilita la revisión de los contenidos ya que  los cursantes pueden acceder a las grabaciones de los encuentros en todo momento.

Flipped Classroom método

El papel del tutor-tallerista se centra en motivar, guiar, dar tiempo y espacio a los cursantes, fomentando la lectura de los materiales y la participación activa en foros, actividades de reflexión y trabajos colaborativos. Los contenidos del taller online están relacionados con la introducción al modelo del aula invertida, sus pilares, los mitos, el uso de herramientas de web para el desarrollo y distribución de contenidos, la revisión de experiencias áulicas y la reflexión sobre la experiencia inmersiva.

Desde su creación, el taller ha capacitado a docentes de todos los niveles y modalidades educativas, capacitadores corporativos y líderes de equipos en instituciones y empresas. Con esta experiencia se ha redefinido el aula invertida convirtiéndola en un taller inmersivo que se centra en el estudiante y lo convierte en el protagonista activo del proceso de enseñanza-aprendizaje. El formato del taller, junto con la modalidad de tutoría, fomenta la participación, reflexión crítica, trabajo colaborativo con colegas, exploración e investigación. Pero, sobre todo, el taller invita a los cursantes a apropiarse del conocimiento para transformar sus realidades y prácticas áulicas.

Verónica Pintos – Coordinadora del Taller Inmersivo de Flipped Classroom

Referencias

Bergmann, J. y Sams, A.  (2012). Dale la vuelta a tu clase. España: Biblioteca Innovación Educativa, SM.

Tecnológico de Monterrey (2014). Reporte EduTrends: Aprendizaje invertido. Recuperado de https://observatorio.itesm.mx/edutrendsaprendizajeinvertido/

Tourón, J., Santiago, R., y Diez, A. (2014). The Flipped Classroom: Cómo convertir la escuela en un espacio de aprendizaje. (Kindle Edition) Digital text: Grupo Océano

(1) Comentario

  • Javier Ortego noviembre 22, 2018 @ 11:27 am

    Muchas gracias, es el modelo finlandés. Es muy motivador para el alumno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.