Narrativas digitales como estrategia para el desarrollo de competencias

Storytelling - Narrativas digitales“Somos fabricantes de historias. Narramos para darle sentido a nuestras vidas, para comprender lo extraño de nuestra condición humana. Los relatos nos ayudan a dominar los errores y las sorpresas. Vuelven menos extraordinarios los sucesos imprevistos al derivarlos del mundo habitual. La narrativa es una dialéctica entre lo que se esperaba y lo que sucedió, entre lo previsible y lo excitante, entre lo canónico y lo posible, entre la memoria y la imaginación”

Jerome Bruner

Narrar es relatar -de manera oral o escrita- qué y cómo ha ocurrido un suceso. Es decir, que es una forma de dotar de significado a la experiencia del mundo. En el sentido tradicional que nos enseñó Aristóteles, contar una historia supone una trama con planteamiento, nudo y desenlace en la que un grupo de personajes lleva a cabo acciones cuyas consecuencias últimas acabamos conociendo al final de la obra. Sin embargo, esta linealidad y cohesión de la narrativa tradicional resultan insuficientes a la hora de entender el mundo actual que exige el desarrollo de nuevas competencias.

Construir  historias digitales organiza la presentación  y comunicación de ideas y así entonces facilita la transmisión de conocimientos.  Para Jason Ohler, “mediante la creación de narrativas digitales, los estudiantes se convierten en creadores activos, en lugar de consumidores pasivos de contenidos multimedia”. Por eso, las narrativas digitales tienen tanto que aportar al campo de la educación y la comunicación.

Las TIC nos ayudan a contar una historia en unos pocos minutos, usando recursos tecnológicos y generando algún tipo de emoción en un otro que observa y escucha pero de modo activo cuando interactúa y comparte.

El interés educativo y comunicacional de los relatos digitales se deriva de varios aspectos que coinciden de forma simultánea. Por un lado, son un formidable medio de expresión que vehiculiza la construcción de la identidad individual y colectiva cuando apela a la emoción. Por el otro, hay en esta técnica otras ventajas relacionadas con la capacidad de desarrollar competencias:

  • Su relación con las prácticas digitales como formas de alfabetización digital avanzada.
  • El uso crítico en la toma de decisiones sobre las formas de representación y expresión más adecuadas para transmitir mejor lo que se desea.
  • Motivar el abordaje de contenidos en clase.
  • Anclar y situar el aprendizaje mediante actividades interactivas haciéndolo significativo

Storytelling como estrategia para el desarrollo de competencias

Entonces, aunque no es común contar una historia en una clase de matemática, las posibilidades didácticas de estos relatos digitales nos abren la puerta a la creatividad y se vuelven significativos en cualquier ámbito.

Así podemos contar historias para aprender, convencer o reflexionar sobre un teorema matemático, sobre el funcionamiento de un órgano del cuerpo humano o compartir un hecho histórico cuando se la usa en el ámbito educativo.

Del mismo modo, podemos aprender a tomar decisiones, captar la atención de clientes y usuarios, así como facilitar el encuadre de conflictos y la solución de problemas dentro de las organizaciones.

Construir historias y encontrar la mejor manera de contarlas permite además del desarrollo de competencias, el diseño de narrativas digitales para mostrar algo diferente y que  se recuerde nuestro “Había una vez…” .

¿Compartimos historias…para aprender, motivar y comunicar?

Olga García Araya y Marcela González Rozada

Tutora y Coordinadora en Net-Learning

Curso Storytelling: narrativas digitales para aprender, motivar y comunicar

(8) Comentarios

  • Wanda Dueñas marzo 29, 2015 @ 8:50 pm

    Es apasionante realmente. Significa unir la forma más antigua de enseñar y aprender con los últimos avances tecnológicos. Hace años que los documentales (antropológicos, de vida silvestre, históricos, etc…) modificaron su lenguaje incorporando el storytelling, lo cual los hace mucho más atractivos y efectivos. Aplicado al e-learning, el storytelling puede vencer lo distante de algunos materiales digitales, poniéndole una voz y un involucramiento más humano a los temas que se enseñan.

  • Liliana marzo 31, 2015 @ 8:02 am

    Me resulta por demás interesante el proceso de enseñanza-apendizaje, inserto en un mundo contextual, que muestra la batalla humana por entender, comprender y formalizar conocimientos. Especialmente en el mundo de las ciencias duras. En lo particular me resultan apasionantes los relatos contextuales de teoremas o las dificultades y fracasos increíbles de grandes matemáticos. Como bióloga-ecóloga, de formación, me interesa el desarrollo de una pedagogía holística, sin perder la herramienta reduccional. (reducir lo reduccional a una herramienta, y no a una pedagogía como es ahora). Una especie de top-down; bottom-up. Sin embargo no me interesa convertir el proceso pedagógico en una recopilación de emociones. Más bien me interesa el cultivo de los sentimientos, entendidos como aquéllos que integran una emoción a una reflexión y una “diferance” intangible que tiene que ver con lo espirirtual. Considero las TICS como una forma más del contexto humano, pero salvo la destreza en las propias Tics, todos los demás atributos que podemos observar en el gráfico son factibles bajo otras formas. Gracias por el artículo.

  • Liliana marzo 31, 2015 @ 8:02 am

    Me resulta por demás interesante el proceso de enseñanza-apendizaje, inserto en un mundo contextual, que muestra la batalla humana por entender, comprender y formalizar conocimientos. Especialmente en el mundo de las ciencias duras. En lo particular me resultan apasionantes los relatos contextuales de teoremas o las dificultades y fracasos increíbles de grandes matemáticos. Como bióloga-ecóloga, de formación, me interesa el desarrollo de una pedagogía holística, sin perder la herramienta reduccional. (reducir lo reduccional a una herramienta, y no a una pedagogía como es ahora). Una especie de top-down; bottom-up. Sin embargo no me interesa convertir el proceso pedagógico en una recopilación de emociones. Más bien me interesa el cultivo de los sentimientos, entendidos como aquéllos que integran una emoción a una reflexión y una “diferance” intangible que tiene que ver con lo espiritual. Considero las TICS como una forma más del contexto humano, pero salvo la destreza en las propias Tics, todos los demás atributos que podemos observar en el gráfico son factibles bajo otras formas. Gracias por el artículo.

  • Guisella Infantes abril 1, 2015 @ 5:45 pm

    Hace un par de semanas culmine el Curso Storytelling: narrativas digitales para aprender, motivar y comunicar que ofrece Net Learning. Recomiendo el curso pues el contenido teórico es bueno y básico, así como las actividades de aprendizaje que permiten poner en práctica lo aprendido. Se fomenta mucho el trabajo colaborativo e intercambio de opiniones. Mi experiencia trabajando en grupo con compañeros de Argentina y Chile fue excelente. Por otro lado, la tutoría administrativa y académica es de primera pues siempre te dan una respuesta y orientan tu aprendizaje.

  • Olga García Araya abril 3, 2015 @ 7:08 pm

    Wanda y Liliana,
    Muchas gracias por comentarnos sus impresiones respecto del uso de Narrativas Digitales o Digital Storytelling en la enseñanza.
    Sin dudas, es una poderosa técnica de enseñanza, motivadora y dinámica, que requiere de mucha elaboración y trabajo por parte de docentes y alumnos.
    Es altamente recomendable para desarrollar competencias relacionadas con la escritura y la oralidad o integrar contenidos temáticos y áreas de aprendizaje ya que alienta la investigación posterior que amplía y complementa los saberes previos de los destinatarios.

  • Olga García Araya abril 3, 2015 @ 7:14 pm

    Guisella,
    Muchas gracias por hacer pública tu opinión acerca del curso Narrativas Digitales para aprender, motivar y comunicar.
    Es grato saber que te resultó útil ya que en Net Learning trabajamos día a día para mejorar la calidad de nuestros servicios.
    Esperamos encontrarte pronto nuevamente en nuestras aulas virtuales.
    ¡Hasta la próxima!

  • Viviana agosto 9, 2015 @ 9:10 pm

    Había sentido a cerca de esto, ahora qu tengo la oportunidad de trabajar como corresponde esta herramienta tengo expectativas muy altas. Más que todo para aplicarlo en mi trabajo.
    Excelente!

  • Olga García Araya agosto 12, 2015 @ 11:30 am

    Viviana,
    En efecto, aprender a crear nuestras historias y acceder a las creadas por otros es muy beneficioso para mejorar el lenguaje, fomentar la creatividad, promover el desarrollo de ideas y desarrollar la imaginación.
    Todo ello sin olvidar que la lectura y la escritura siguen siendo componentes educativos esenciales en nuestro tiempo. La vida en la sociedad del siglo 21 requiere, además, desarrollar y utilizar una amplia gama de habilidades de comunicación. Las narrativas digitales reúnen muchas de ellas: la oralidad, la escucha activa y la alfabetización digital, entre otras.
    ¡Seguimos aprendiendo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.