Ser tutora de e-learning, un desafío que renueva

¡Este año he descubierto que ser tutora online es uno de los trabajos que más me gusta!

Hace 11 años, cuando era madre de un hermoso bebé de 3 meses hice mi primer curso online y en ese instante ¡me enamoré de los campus! Era maravilloso poder capacitarme y, a la vez, disfrutar de mi maternidad. A partir de ahí ya no hubo vuelta atrás y así, un día decidí tomar mi primer curso en Net-learning. Debo decir que me costó mucho y cada paso que daba lo hacía con un mundo de inseguridades que fueron debidamente acompañadas por tutores y coordinadora, y esa relación era tan «palpable», que aprendí que existen «las palmadas en la espalda» virtuales.

Ahora, cuando la gente me pregunta «¿eres maestra?», o me dice «si no estudiaste educación…», me divierte porque, para mí, ser tutora es acompañar un proceso de aprendizaje, en un entorno que no vivimos como natural (al menos para la mayoría de los adultos) y creo que para eso hace falta tener corazón, paciencia, esperanzas.

Trabajo en un lugar que no está ubicado en un espacio tradicional, en un tiempo que es el tiempo de cada uno de los que participamos de ese curso. Trabajo con personas que son docentes o estudiantes de magisterio, que viven en un país vecino. No levantan la mano, no escucho sus voces, no puedo ver las miradas cuando «les hablo» en el aula virtual. Y a pesar de estos detalles, ellos son mis alumnos y estoy decidida a ayudar en lo que pueda para que completen esa cursada.

Cada uno viene con sus historias, sus ansiedades, temores y expectativas. Y así los imagino. Así me dirijo a ellos, desde mi notebook, mientras mi hijo está en la escuela, en taller de arte o tenis, mientras se cocina el arroz… mientras sucede la vida…

Tutora

Imagen Pixabay

Y esa es otra dimensión de este trabajo en un espacio sin lugar definido, la de conjugar todos los aspectos de la vida. En mi hogar no vivo diferencias marcadas entre el ocio, el estudio y el trabajo. Es la tarea de tutoría integrada al devenir de la vida cotidiana y esto es un desafío que me renueva, porque he crecido en un mundo en donde cada parte de la vida (el estudio, la diversión, la familia, el trabajo) están en lugares diferentes (la escuela, el cine, la casa, la oficina). Y a lo largo de este año aprendí a organizar el tiempo, el uso de la tecnología y las tareas, de manera tal que cambié el trabajo «de 9 a 17 hs.» por uno que acompaña la vida que he decidido vivir.

Andrea Cordone

Tutora en Net-Learning para Plan Ceibal, Uruguay

(5) Comentarios

  • Patricia De Angelis febrero 28, 2017 @ 8:19 am

    gracias por compartir tu experiencia

  • Esbeidy marzo 7, 2017 @ 11:23 am

    Estoy interesa favor de invitarme más información

  • Andrea Del Grecco junio 21, 2017 @ 3:47 am

    Hola, muy interesante el testimonio, soyLic. En Marketing, soy docente en la Universidad con intencion de poder ser parte tambien de un grupo para dar clases de e-learning. Me gustaria formar parte. Creo lo mismo que es una actividad donde podes sentiete cerca de la gente, acompañar el proceso y hacerla mientraa la vida sucede. Exelente! Gracias!

  • net-learning diciembre 4, 2017 @ 4:34 pm

    Hola Andrea: Agradecemos tus palabras y tu interés en formar parte del equipo de Net-Learning. Envíanos tu CV actualizado a [email protected]
    ¡Saludos!

  • net-learning diciembre 6, 2017 @ 8:05 am

    Hola Patricia: Si deseas recibir más información sobre nuestros cursos y proyectos, podemos contactarte a tu correo siempre y cuando nos des tu consentimiento.
    Esperamos entonces tu respuesta. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.