Los entornos personales de aprendizaje (PLE) como un enfoque de aprendizaje

Los entornos personales de aprendizaje o Personal Learning Environments (PLE) surgen como una manera de potenciar todas las herramientas digitales con las que sus usuarios cuentan. El término ha sido definido por diversos autores a lo largo de los últimos 10 años. Según Castañeda y Adell, un entorno virtual de aprendizaje puede definirse como el conjunto de herramientas, fuentes de información, conexiones y actividades que cada persona utiliza de forma asidua para aprender. En un primer momento, este concepto se relacionó con los ámbitos formales de educación, pero luego se amplió más allá de las instituciones formativas para aplicarse a todo proceso educativo, aún en el ámbito informal.  

El PLE  se constituye así en nuestra ruta de aprendizaje y se posiciona más allá de un enfoque pedagógico al permitir el aprendizaje en multiplicidad de contextos. Crear y configurar nuestro PLE demanda nuevas habilidades de alfabetización digital. Entonces, el PLE de las personas se configura y se va formando por los procesos, experiencias y estrategias que el aprendiz puede poner en práctica para aprender.  En este mundo globalizado y mediado por las nuevas tecnologías de la información, el PLE está basado en las posibilidades y puertas que éstas le pueden abrir.  Por otro lado, en el PLE de una persona se conjugan las experiencias clásicas que han sido adquiridas como estudiantes de un sistema formal pero complejizadas con las experiencias que nos brindan las tecnologías actuales.  Los autores recomiendan no cometer el error de pensar al PLE como una estrategia, una plataforma o una herramienta, sino como un enfoque de aprendizaje, una nueva manera de entender cómo aprendemos. 

Compartimos una presentación sobre el tema:

Si analizamos los componentes de un PLE, podemos comentar que se incluyen tres partes principales: leer, reflexionar y compartir.

  1. Los primeros componentes del PLE son las fuentes de información, entendidas como los manantiales del conocimiento, los sitios y los mecanismos mediante los cuales nos informamos y extraemos información, ya sea de forma habitual o esporádica, en diversos formatos. Podemos extraer información mediante la búsqueda, la curiosidad, la iniciativa propia o ajena y entre los recursos disponibles podemos mencionar los videos, las redes sociales y los blogs, entre otros. Las actividades típicas de este primer componente son la lectura y la visualización de distintos formatos audiovisuales, entre otras.
  2. Un segundo componente de PLE es el proceso de modificar la información, sumando los conocimientos nuevos a los ya pre existentes, dándoles un nuevo sentido, reconstruyéndolos. Además de la información o conocimientos nuevos, se incluye en esta etapa a la reflexión también conocida como proceso de metacognición, es decir, reflexionar sobre cómo aprendo, cuáles son los procesos mentales que se ponen en marcha al adquirir conocimientos nuevos. Incluimos entonces los mecanismos de reflexión, reorganización, priorización, reelaboración, publicación de la información, así como las actitudes asociadas a ese tipo de procesos y a la forma en la que los realizamos. Aquí podemos volcar nuestras reflexiones en un blog, en las redes sociales, se puede implementar un cuaderno de notas, o una bitácora relatando lo acontecido mediante la organización, síntesis, y reflexión.
  3. El tercer y último componente de los PLE son aquellas herramientas, mecanismos y actividades para compartir y reflexionar en comunidad y aquí surge otro concepto fundamental como es la red personal de aprendizaje o Personal Learning Network (PLN), también relacionado a la noción de comunidades de aprendizaje. Es decir, poder crear, construir y compartir con otros nuestros procesos de aprendizaje conociendo y pudiendo identificar cuáles son aquellos entornos que facilitan la relación con otras personas y con las que aprendemos. Aquí se ponen de manifiesto diversos mecanismos como la asertividad, la capacidad de consenso, el diálogo, la toma de decisiones, entre otras. Estas acciones pueden llevarse a cabo mediante encuentros sincrónicos, foros, debates, congresos, grupos de discusión, por nombrar sólo algunos.

Por todo esto, pensar en los entornos personales de aprendizaje como un enfoque pedagógico y educativo permitirá brindarles a todos los usuarios herramientas, estrategias y mecanismos con la finalidad de aprender más y mejor, ya sea en contextos formales como de manera informal, tanto sea en grupo o individualmente. Entonces, leer, reflexionar y compartir resultan ser tres acciones cruciales en pos de lograr mejores procesos de aprendizaje.    

Equipo de Net-Learning

(2) Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×

¡Hola!

Haz clic en el icono de abajo para enviar tu consulta por WhatsApp.

× ¿Quieres conversar con nosotros?